+ - =
+/-

Admisión

Documentos

Mes de la Patria

¿Porqué nuestro País se llama Chile?

¿Me va a creer que no tengo ni la menor idea?". El vozarrón de El Temucano, Tito Fernández, surca con fuerza el aire. "Pa' qué le voy a andar con cuentos. Nací en un país que se llama así, donde mi papá y mi mamá, además del colegio, me enseñaron que así se llamaba, ¡pero nunca me dijeron por qué!", narra el folclorista antes de echar mano a la leyenda.

"Allá en el sur siempre escuché que el nombre viene del grito de los triles, un pájaro que por las tardes vuela emitiendo un sonido que suena como 'chile'. No sé si será así, porque los españoles llegaron por el norte, no por el sur", se defiende Tito Fernández, cuyo su verdadero nombre, por cierto, es Humberto Waldemar Asdrubal Baeza Fernández.

No está del todo lejos El Temucano de la versión onomatopéyica (palabras que imitan sonidos) que explica el origen de tan breve vocablo para tan larga faja de tierra. Igual dato maneja el poeta y músico Mauricio Redolés. "Había una tierra donde los pájaros gritaban ¡chile, chile! Más no sé. Siempre me quedó dando vuelta esa historia", resume.

El drástico intelectual Armando Uribe se inclina por otra vertiente. "Por lo que he leído, en aimara, significa "donde se acaba la tierra". El nombre le habría sido dado incluso antes que llegaran los españoles. El caso es que hasta acá era difícil llegar desde el norte por tierra o por mar", apunta el empedernido fumador.

Debate etimológico

Por qué Chile se llama como se llama es un misterio que los historiadores han intentado resolver. No extraña que el común de los chilenos no sepa ni con mediana certeza el origen de la palabra. Menos cuando una encuesta reveló que el 86% desconoce que el 18 de septiembre es feriado porque en 1810 se celebró la Primera Junta Nacional de Gobierno.

La etimología de la palabra Chile, según describen los diccionarios de la materia, apuntan que procede del quechua o aimará "chilli", que significa "confín", pues así los incas llamaban a la parte sur de su imperio. Los textos también dan cuenta de otro detalle: existe en Arequipa, ciudad del sur de Perú, un río llamado "Chili", cauce que dio origen a Chile como la región que estaba al sur de dicho afluente.

En el portal de Educar Chile, organismo que cuenta con el aval del Ministerio de Educación, enseña otro significado a la voz incásica asignada a la meridional zona. "Almagro comienza su expedición hacia el sur, hacia las tierras que los incas llaman Chili o Tchili, que en quechua significa frío o nieve", se lee en la página web.

Hay más versiones, pero, para tranquilidad de El Temucano y Redolés, en el siglo XVIII, Abate Molina, autor del 'Compendio de la historia geográfica, natural y civil de Chile' asegura que Chile vendría del vocablo "trih o chih", palabra con que los aborígenes nombraban a un pájaro con manchas amarillas en sus alas. En ese mismo siglo, el cronista Diego de Rosales apuntó que era el nombre de un cacique del valle del Aconcagua.

Como fuere -está claro- con Chile nadie tiene la última palabra.

¡Viva Chile..!